CannaDabbaDoo: Crowdfunding y cannabis

Dentro del ecosistema de las plataformas de crowdfunding, éstas se suelen clasificar entre las llamadas plataformas generalistas y las plataformas de nicho (o temáticas). La diferencia entre estos grupos simplemente radica en la naturaleza de los proyectos que acogen.

Las plataformas generalistas se caracterizan por publicar proyectos de cualquier tipo y carácter, previa la correspondiente validación, más o menos rigurosa, dependiendo de la filosofía de cada plataforma. Éstas son sobradamente conocidas por el público en general tanto a nivel internacional como nacional. En cambio, las plataformas de nicho, son aquellas que se especializan en proyectos de un determinado sector, publicando sólo las propuestas cuya esencia se corresponde con el ámbito de dicha plataforma y es una realidad que cada vez se están haciendo un hueco más importante en el mundo del crowdfunding.

Aunque las plataformas especializadas han existido desde el principio del crowdfunding tal y como lo conocemos hoy día, ha sido en los dos últimos años cuando hemos asistido a un crecimiento exponencial de las mismas, y por nombrar algunos ejemplos (que no se enfade nadie) tenemos a ilovescience para proyectos científicos, safari crowdfunding especializada en emprendedores tecnológicosmigranodearena para proyectos solidarios, fromlab en el mundo del diseño, mymajorcompany en el sector musical, y como no, apontoque en el deporte.

‘Hierba’ para todo

Cada pocos días asistimos al nacimiento de una nueva plataforma y sería ardua tarea escribir un post para cada iniciativa, pero hoy vamos a hablar de un proyecto que se encuadra en las plataformas especializadas y se acaba de lanzar al mercado hace unos días. Se trata de CannaDabbaDoo, una plataforma de crowdfunding de recompensa para proyectos relacionados con el cannabis.

logo_canna_dabba_dooCannaDabbaDoo se orienta a campañas creativas de diversa naturaleza, ya sea para la producción de una película o para un producto de higiene personal, para un videojuego o para una obra de teatro, pero eso sí, con una temática común: el cáñamo.

Cheryl Shuman, una de las fundadoras del Beverly Hills Cannabis Club y reconocida activista en favor del “uso responsable por parte de adultos de la marihuana y que ésta sea asequible y de buena calidad” es la impulsora de este proyecto desde California, donde el uso terapéutico de la marihuana es legal bajo prescripción médica.

En cuanto a la plataforma en sí, poco que decir. Actualmente se encuentra en versión beta aunque sospechamos que no habrá ningún cambio respecto a la versión definitiva ya que tecnológicamente se apoya en una conocida plantilla de WordPress para la creación de plataformas de crowdfunding y la herramienta no da para mucho más.

Un pequeño detalle, cualquier persona puede contribuir en los proyectos publicados pero sólo puedes iniciar uno si eres residente en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Países Bajos. Desconocemos si por motivos técnicos o por temas legales.

¿Qué te parece este proyecto? ¿Conoces alguna plataforma de crowdfunding o crowdsourcing que también te haya llamado la atención? Cuéntanoslo en los comentarios ;)

Proyecto “España Compite” ¿una buena noticia?

El pasado 16 de Diciembre, el Consejo Superior de Deportes (CSD), la CEOE, la CEPYME y la Asociación de Deportistas (AD) presentaron el Mecenazgo Prioritario dentro del proyecto “España Compite: en la Empresa como en el Deporte”. Unas medidas para impulsar la financiación del deporte español a través del mecenazgo con ventajosas deducciones fiscales. A partir de ese momento, eramos muchos los que vimos una oportunidad para apoyar a los deportistas de nuestro país en materia de financiación, y de camino, promover la participación de las empresas, grandes y pequeñas, en el ámbito deportivo.

Después de 5 meses, el lunes 19 de mayo, nos hacemos eco a través del Programa de Atención al Deportista de Alto Nivel (PROAD), del CSD, de lo que parecen ser las vías de actuación para poder acogerse a la iniciativa: Proyecto “España compite” para ayudar a los deportistas en la búsqueda de recursos económicos.

Hasta aquí, todo muy bien. Y ahora vienen los peros. En una primera lectura general, se observa que desaparece el término mecenazgo y aparece el de patrocinio, ¿y no es lo mismo? pues no, no es lo mismo, hay diferencias, aunque tampoco le doy mucha importancia, ya que lo importante en este caso es apoyar a los deportistas y no debatir sobre la idoneidad de utilizar un concepto u otro.

En cambio, si entramos un poco más en detalle en la comunicación, observamos:

  • ‘”España compite” destinará las cantidades aportadas por las empresas al patrocinio de deportistas de alto nivel’. ¿Alto nivel? ¿y si no soy de alto nivel? ¿las empresas interesadas en financiar mi actividad no se podrán beneficiar de esas ventajosas deducciones fiscales?.
  • ‘La gestión se realiza por parte de la Asociación de Deportistas y la CEOE a través de su Fundación’. ¿Qué ocurre con la CEPYME? ¿se ha desvinculado de este proyecto? ¿por qué?.
  • ‘Los deportistas interesados en beneficiarse de estas ayudas deberán pertenecer a la Asociación de Deportistas o a cualquiera de las asociaciones de los diferentes deportes que la componen’. Es decir, si soy deportista y no pertenezco a ninguna asociación no podré beneficiarme de estas ayudas.
  • Becas… serie de becas/ayudas directas a deportistas a través de unos criterios deportivos…‘. En principio, esta vía no me parece mal, si quieres ser beneficiario de una beca debes demostrar tu valía y de alguna forma hay que evaluarlo, aunque personalmente, también añadiría otros criterios aparte de los deportivos. Cualquier empresa dispuesta a patrocinar a un deportista quiere que su marca se relacione también con otros valores, como por ejemplo, el esfuerzo, la constancia, la superación, etc.
  • Apoyos directos… La empresa ingresará la aportación correspondiente a la Fundación CEOE que le dará el certificado de retenciones correspondiente y dicha Fundación realizará el ingreso al deportista…‘. Un poco de ironía, esto no es directo ¿no?. No creo que sea necesaria la intermediación de ninguna entidad a tal efecto ¿Qué esta función la podría asumir la Fundación como un servicio a la empresa? pues sí, por supuesto, pero no debería ser una obligatoriedad.

En conclusión, y esto no deja de ser una opinión personal, a través de este proyecto, se quiere beneficiar económicamente a las grandes empresas que apoyen a deportistas de élite, controlando centralizando y gestionando todas y cada unas de las aportaciones que se realizan. Y ojo, que no me parece mal, al contrario, es una iniciativa que siempre apoyaré y defenderé, pero, hay que reconocer que se está perdiendo una oportunidad de oro para que cualquier deportista, sin distinción, pueda acceder al apoyo económico necesario para desarrollar su actividad deportiva y evolucionar en su carrera (podría contar decenas de ejemplos que llegan a nuestra plataforma). Además, por otro lado, tampoco se está motivando a las pequeñas y medianas empresas en convertirse en patrocinadores/mecenas y se involucren en el apoyo del deporte y promoviendo una cultura colaborativa.

Déjanos tu comentario sobre este tema, pienso que es muy interesante y lo deberíamos debatir.

5 mitos sobre crowdfunding y deporte

El crowdfunding deportivo todavía no está teniendo en España la misma aceptación y auge que en otros países principalmente debido a varios factores:

En primer lugar, el crowdfunding es un concepto relativamente nuevo en nuestro país y desde sus inicios ha estado muy relacionado con el ámbito cultural y social. Esta tendencia está cambiando y en el último año hemos visto como se está adoptando con éxito la microfinanciación en otros sectores, como puede ser el empresarial, como una alternativa viable a la financiación de proyectos.

Por otro lado, el deporte en general, y el deporte federado en particular, históricamente ha estado muy protegido gracias a las subvenciones oficiales, pero los recortes que se han llevado a cabo en los últimos tiempos también han afectado al deporte. Tener en cuenta también que, de todo este presupuesto, ¿cuánto dinero llega al deporte base?, ¿qué ocurre con el deporte no federado?… Hay tantas dudas que sería imposible enumerarlas aquí, lo que es cierto es que esta incertidumbre está obligando a los deportistas a salir de su zona de confort en lo referente a la financiación de su actividad.

Mitos Crowdfunding Deportivo

Entonces, teniendo en cuenta esta situación, ¿por qué el crowdfunding deportivo está teniendo tan buena aceptación fuera de España y aquí no? pues no tengo la respuesta (aún) pero lo que es cierto es que han surgido una serie de mitos alrededor del micromecenazgo deportivo. Intentaré desmantelar aquí algunos de ellos.

 

  • Sólo es para los grandes -Nada más lejos de la realidad, el crowdfunding es para todos y aún más para los pequeños. No importa cuál es tu actividad, da igual en que categorías compites y es más, es una opción muy interesante a tener en cuenta si lo que queremos es dar a conocer nuestra disciplina o nuestro evento.
  • Es pedir caridad – Error, el crowdfunding no es pedir caridad, es solicitar apoyos; es crear una comunidad en torno a nosotros y nuestra actividad. Además de la recompensa que se ofrece por la aportación, se busca implicar a los mecenas mucho más allá del carácter económico, es hacerlos partícipes de nuestros logros, que se sientan parte del proyecto.
  • Sólo sirve para buscar un patrocinador – Si lo que buscas es un patrocinador, no pienses que el crowdfunding es la mejor opción. A lo sumo, puedes conseguir un apoyo puntual de una empresa o marca para cumplir tu objetivo de campaña o desarrollar un evento en el caso de que seas organizador. No se puede descartar que esta relación se prolongue más allá de esa colaboración, pero ten presente que no es la función principal de tu campaña sino una consecuencia.
  • No es rentable – Entre los gastos de la plataforma, las comisiones de las distintas pasarelas de pago, las obligaciones fiscales, el coste de las recompensas, etc. pues sí, son muchos gastos, pero, realmente, ¿cuánto cuesta lanzar una campaña? cero, ¿quién paga entonces estos gastos? Todos estos costes se sufragan con la recaudación de la propia campaña una vez haya finalizado con éxito. De ahí la importancia de calcularlos a la hora de fijar el objetivo. Esto no quita que cuando se desarrolla una campaña de crowdfunding existe un trabajo de promoción y seguimiento que hay que afrontar.
  • Es muy complicado – Presentar un proyecto, promocionarlo y darle publicidad, mantener comunicación con los mecenas, y si todo ha ido bien, recaudar: tienes razón, es muy complicado.

Y con esto nuestra recopilación de mitos sobre crowdfunding y deporte. ¿Se te ocurre alguno más? ¿por qué ocurre esto en nuestro país?

Crear una campaña de crowdfunding deportivo

El pasado mes de diciembre impartimos un taller sobre crowdsourcing y crowdfunding deportivo en Nerja, del cual me siento muy satisfecho por el interés mostrado por todos los participantes (agradecer de nuevo su asistencia) en el cual hablamos de la historia y características del crowdfunding y realizamos una introducción a la creación de una campaña de crowdfunding.

Seminario Taller Crowdfunding Nerja
Un momento de la exposición en Nerja

En el transcurso del evento, llegamos a la conclusión que diseñar una campaña de micromecenazgo en el ámbito deportivo difiere en varios aspectos respecto a otros sectores, como el audiovisual o el musical y es por lo que con este artículo quiero iniciar una serie que puedan apoyar a los creadores de campañas de crowdfunding deportivo clarificando ideas y ofreciéndoles consejos.

Diseño de una campaña de crowdfunding

Todo comienza en el momento que detectamos que con los recursos de los que disponemos no tenemos suficiente financiación para desarrollar nuestro proyecto y consideramos que el desplegar una campaña de micromecenazgo puede cumplimentar nuestras necesidades económicas.

“¿Hacemos un crowdfunding?”

A la hora de diseñar una campaña de crowdfunding tenemos que tener en cuenta los 3 elementos principales que cualquier plataforma nos va a solicitar para poder validarla y publicarla:

  • El objetivo – Determinar cuales son mis necesidades, ¿cuánto necesito y para qué?
  • El tiempo – Definir las variables temporales, es decir, ¿cuánto va a durar la campaña y cuando se va a desarrollar?
  • Las recompensas – Diseñar las recompensas, ¿qué contraprestación recibirán mis mecenas?

Poco a poco iremos desarrollando estos elementos y no olvidemos que éstos son los datos mínimos que debo tener claros a la hora de presentar una campaña a una plataforma. Claro está, que existen otros factores como la elección de la plataforma qué más se adecue a mi perfil, o cómo voy a realizar la comunicación con mis mecenas, entre otros y de todo ello iremos también hablando en este blog.

¿Hay algún aspecto en particular, además de estos, que quieras conocer?, si estuviste en el taller ¿qué te pareció? ¿te quedaste con alguna duda?