CannaDabbaDoo: Crowdfunding y cannabis

Dentro del ecosistema de las plataformas de crowdfunding, éstas se suelen clasificar entre las llamadas plataformas generalistas y las plataformas de nicho (o temáticas). La diferencia entre estos grupos simplemente radica en la naturaleza de los proyectos que acogen.

Las plataformas generalistas se caracterizan por publicar proyectos de cualquier tipo y carácter, previa la correspondiente validación, más o menos rigurosa, dependiendo de la filosofía de cada plataforma. Éstas son sobradamente conocidas por el público en general tanto a nivel internacional como nacional. En cambio, las plataformas de nicho, son aquellas que se especializan en proyectos de un determinado sector, publicando sólo las propuestas cuya esencia se corresponde con el ámbito de dicha plataforma y es una realidad que cada vez se están haciendo un hueco más importante en el mundo del crowdfunding.

Aunque las plataformas especializadas han existido desde el principio del crowdfunding tal y como lo conocemos hoy día, ha sido en los dos últimos años cuando hemos asistido a un crecimiento exponencial de las mismas, y por nombrar algunos ejemplos (que no se enfade nadie) tenemos a ilovescience para proyectos científicos, safari crowdfunding especializada en emprendedores tecnológicosmigranodearena para proyectos solidarios, fromlab en el mundo del diseño, mymajorcompany en el sector musical, y como no, apontoque en el deporte.

‘Hierba’ para todo

Cada pocos días asistimos al nacimiento de una nueva plataforma y sería ardua tarea escribir un post para cada iniciativa, pero hoy vamos a hablar de un proyecto que se encuadra en las plataformas especializadas y se acaba de lanzar al mercado hace unos días. Se trata de CannaDabbaDoo, una plataforma de crowdfunding de recompensa para proyectos relacionados con el cannabis.

logo_canna_dabba_dooCannaDabbaDoo se orienta a campañas creativas de diversa naturaleza, ya sea para la producción de una película o para un producto de higiene personal, para un videojuego o para una obra de teatro, pero eso sí, con una temática común: el cáñamo.

Cheryl Shuman, una de las fundadoras del Beverly Hills Cannabis Club y reconocida activista en favor del “uso responsable por parte de adultos de la marihuana y que ésta sea asequible y de buena calidad” es la impulsora de este proyecto desde California, donde el uso terapéutico de la marihuana es legal bajo prescripción médica.

En cuanto a la plataforma en sí, poco que decir. Actualmente se encuentra en versión beta aunque sospechamos que no habrá ningún cambio respecto a la versión definitiva ya que tecnológicamente se apoya en una conocida plantilla de WordPress para la creación de plataformas de crowdfunding y la herramienta no da para mucho más.

Un pequeño detalle, cualquier persona puede contribuir en los proyectos publicados pero sólo puedes iniciar uno si eres residente en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Países Bajos. Desconocemos si por motivos técnicos o por temas legales.

¿Qué te parece este proyecto? ¿Conoces alguna plataforma de crowdfunding o crowdsourcing que también te haya llamado la atención? Cuéntanoslo en los comentarios ;)